4/04/2005

12ª Crónica: JUNÍN DE LOS ANDES, Hello everybody!!

Patagonia Argentina, Provincia de Neuquén

Desde que salimos de Bariloche no hemos hecho otra cosa que hablar inglés, con nuestro gran amigo y profesor particular Kristian, soltero y un bombón (eso dice María, no es para tanto, je, je). Inesperadamente se ha convertido en nuestro gran compañero de viaje, pues nuestras rutas coinciden totalmente. Aunque para él, la media de km diarios que hacemos, no es la que lleva habitualmente, pues la dobla. Pero oye, está a gusto y prefiere pedalear con nosotros, por el momento, en vez de seguir siendo, por unos días, un feliz y solitario viajero ciclista. Es encantador, sano y con un humor impresionante, y a medida que vamos tomando confianza, que ya es mucha, la ironía es la nota predominante en todas las conversaciones. Risas, risas y risas, agujetas en la barriga. Para Kristian nuestros equipajes son arcaicos (baratos) y se ríe con nosotros por la cantidad de bolsas de plástico que llevamos (2 kg). Dice que hacemos colección y le recordamos a una vieja loca berlinesa que las recolecta compulsivamente por la ciudad. Muy buen rollo y coincidimos en casi todas las preferencias, lugares para montar la carpa, horarios, comidas, precios, ...
Desde Bariloche hasta hoy llevamos 8 días juntos...

Día 29 (50 km) Abandonamos el bullicio de Bariloche con los pedales nuevos de María, preparados para volar sobre el asfalto, un sol radiante, unas vistas chulísimas y un paisaje estepario pampero muy cálido. Recorrimos parte del lago Nahuel Huapi, dirección norte, y seguimos por el río Limay. Montamos la carpa invadidos de avispas, hasta que se fueron sobre las 8:00. Por cierto a Gorka le picó una en uno de sus ex-michelines (ya no tiene!!!!).

Día 30 (50 km) Sol y nada de viento, pero mucho frío junto al río. Desayuno sin demasiadas avispas y toda la carretera para nosotros. Asfalto y ripio por el "Valle encantado", de enormes formaciones kársticas que recuerdan a Cuenca. Nos hicimos los suecos con una invitación a un camping organizado para intercambiar ideas sobre el turismo en España y Argentina ¡¡menudo rollo, de buena ns libramos!! Subimos y bajamos por el lago y montamos la carpa en un camping libre a orillas del Lago Traful. Je, je, competimos contra un toro y unas vacas por las manzanas y peras que daban a miles los frutales. Ellas se las comían de un bocado ¡¡para ver!! Kristian tuvo la mala suerte de poner la carpa bajo un manzano, esa noche durmió rodeado de "cuernos" y cada vez que caía una manzana sentía cómo las vacas se levantaban y pasaban por encima de la tienda para devorarlas. Jurando en alemán, acojonado.

Día 31 (55 km) Mucha calma, desayuno largo, recogida lenta. Intentamos torear un manso pero no le picaba la capa roja. Risas y marcha a Villa Traful "la aldea de Walt Disney" Cabañas de madera, jardines relindos, muchas flores, todo limpio y perfectamente ordenado.
Recibimos oles y alabanzas de una familia de 3 argentinos chiflados, padre, madre e hijo. Puro nervio y acelerados. Encantadores.
Ese día se nos hizo muy tarde, el frío y la lluvia amenazante nos obligaron a hacer 30 km más de lo planeado, los hicimos muy a gusto a pesar de las subidas (nos recordaron mucho a la Ctra. Austral. Montamos de noche junto al lago y con un frío del copón.

Día 1 (59 km) ¡¡Menuda helada!! ¡¡qué frío!! ¡¡Todo blanco a nuestro alrededor!! Menos mal que el sol lo descongeló y secó todo. Varios puertos y dos encuentros con otros ciclistas. Una pareja inglesa hacia el sur y ¡¡en manga corta!! y otros 3 pibes argentinos con mochilas por alforjas. Papeamos junto a una chimenea, subimos otro puerto, cruzamos un arroyo justo en el punto donde se bifurca (un ramal al Pacífico y otro al Atlántico) y bajamos a toda mecha 15 km de asfalto hasta el lago Lacar. En el camping mapuche, que estaba cerrado, nos cobraron 5 pesos por los tres y a sobar.

Día 2 (41 km) ¡¡Las avispas atacan de nuevo!! Miles, millones, estaban como locas. Apenas pudimos desayunar y estábamos huyendo como ratones de allí. Un lugar donde pensábamos pasar el día de relax y descubrimos que era un infierno zumbeante. En fin, resignados llegamos a San Martín de los Andes. La ciudad para el hombre rico, donde el pobre no tiene cabida. Renunciamos al cutre camping urbano y oscuro, propiedad de la gasolinera y después de comer al sol en la playa nos largamos desilusionados hacia el norte. La fama no se correspondió con la realidad de San Martín. Un pueblo muy famoso pero aburrido. Nos sorprendió la noche en la carretera porque no encontrábamos nada. Al final, en los terrenos del aeropuerto Chapelco, con el consentimiento del poli pringadillo y sin iniciativa (el que teme al jefe, vamos), plantamos la carpa a oscuras y nos refugiamos dentro porque la noche estrellada empezaba a hacer efecto gélido en los huesos.

Día 3 (23 km) Amanecemos con el sol, nueva descongelación y desobedecemos la orden de ayer de marchar antes de las 9. Con el viento a favor (5 km) y lateral (18 km) llegamos a Junín de los Andes, la ciudad más antigua de la provincia de Neuquén. Pero no os esperéis catedrales góticas no nada pues data sólo de fines del siglo XIX. Muchos pasteles pa abrir el apetito, tirada junto al río (lavada de cabeza) y camping de pago junto al río para no variar. Sólo tres tiendas!

Día 4 (0 km) Día de relax. Aquí nos encontramos peleando contra el frío y el viento. Compras y paseos, lectura y limpieza de ropa en una lavandería. En fin esos días que vienen genial.

Mañana marchamos hacia el paso Tromen, junto al Volcán Lanin (inactivo, no hay peligro) y entraremos en Chile en dos días. Otro cambio, otra gente, otro ambiente, la rutina del viaje. Ya os contaremos.

Josema gracias por el nuevo foro, si Amelia ha sido capaz de escribir no hay excusa para nadie, je, je, Amelia no te enfades. Por cierto, la 2ª foto ¿se podría poner más grande? Nos lo piden los fans y Maritxu le encantaría. Un abrazo "Pelanas" (pero sólo tienes una nécora y un par de camarones, a la mariscada ya llegaremos...)

Lobo 3 en 1 es tu destino, bueno pa engrasar bicicletas y hacer tretas, pero no le toques las .... uy!!!! Os quiero pibes, Güylofyu (se nota que aprendemos englishh berigüell) Seguidnos porfa, os necesitamos!!

Rai ¡¡¡MENUDA SORPRESA!!! Vente pa acá, esto te encantaría, deja de arreglar piños a los europeos y piensa en los sudamericanos (un filón). En serio, esto es un paraíso para la BTT. Genial que nos hayas encontrado. En agosto es posible que estemos por el norte de Argentina, dios sabe. Es difícil pronosticar con tanta oferta. Un abrazo y no pierdas la forma, nos vemos en la Behobia.

Yayo ¡Qué bueno lo que cuentas y no nos des tanta envidia con la nieve polvo que acá tenemos ruedas pa rato. Escribe máis!!!

Itziar Esa "H" es la tortura de algunas (y no miro a nadie), un beso muy fuerte y cuéntanos cosillas sobre la familia. Un besazo a todos (a mis padrinos!!!!)

Amelia No mirábamos a nadie!!!!! En fin, esa carta te llegará en seguida, pero tú sigue escribiendo que estás lanzadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! No ha llegado esa foto de la que hablas (¿a dónde la mandaste?) Sigue soñando, algún día lo haremos realidad. Muchos besiños, te echamos de menos, y vente pa acá!!!

Mamá Curris EHHHHHHHHHH!!!!!! Mamita qué bueno saber de tí. Me alegro que sigas haciendo rutas jacobeas por España ¿cuántas te quedan? Nosotros nos cuidamos mucho y variamos los platos que cocinamos, más verdura!! En fin, que en las crónicas decimos mucho pero no contamos todo. Seguimos en forma y con buenos ánimos. Tú cuídate mucho, te quiero un montón, millones de besos!!! Un beso muy grande de María.

Inés Aceptamos la apuesta... je, je. Qué bueno otra vez en Bujanda, llega el buen tiempo y disfrutáis un montón, buenos recuerdos de la "casita". Chao, chao. Besos a todos.

Santi no te he contestado por no tener mucho tiempo (la página se lo lleva todo), pero me gusta leer tus mensajes. No los abandones. Un abrazo muy fuerte a Carmen y dile a Hugo que me he afeitado el bigote, je, je.

Y todos los demás hasta la próxima

Esto es todo amigos

2Comentarios:

At 6:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

Tremendo loco! Acá seguimos escribiendo pavadas pa escapar de la rutina. Y es que os imagino y me dais una envidia... Los de acá seguimos sus aventuras por el ancho sur deseando que lleguen nuevas crónicas. Ana en-GORDA de tal manera que hace tiempo que no se ve el txingurri y los enanos se mueven como locos cada vez que les grito un aurresku (y eso que no tengo puta idea de como se hace). En breve mis hermosos huesos estarán en continente americano, pero en el rico norte, en chicago. Una semana de visita cultural no me vendrá nada mal! Abrazos y cuidao con el günter germano, que ese es un espabilao! (es coña)
Alex de Wolf

 
At 7:07 a. m., Anonymous Isabel said...

Hola "patatónicos" (es la envidia quien habla), hola a los tres, me imagino que Kristian es ya como de la familia, no? Sigo enganchada a vuestras crónicas, siempre a la espera de una nueva, aunque creo que no tanto como Mr de Wolf, que veo que es un autentíco forofo!.
Pues bien, repasando vuestra 11º crónica, jugosa (como diria la jefa) y "dibertida" como dirian otros (y no miro a nadie) mi retorcida mente se paró en un detalle que me intriga..., a ver, en qué lugar pedalea Kristian? ...será que los ojos de Maria siguen concentrados en el enjuto culito de nuestro Gorka? ...o será que tienden a admirar traseros más germanos? en fin, que ya me contarás, eh!
Mientras aqui seguiré espiando vuestra página regularmente, que sois la alegria de la ciberhuerta! y olé! besiños y beijocas, Isa

 

Publicar un comentario

<< Home